30 may. 2013

Breve Historia de los Gladiadores - Daniel P. Mannix


Para leer un libro en menos de una semana o es que es muy bueno o es que como en este caso, me ha enganchado de forma sobrehumana. 

Breve historia de los gladiadores es un desfase continuo. Centrado en el entretenimiento romano tanto en el Circo Máximo como en el anfiteatro Flavio (Coliseo) narra toda clase de actuaciones y pasatiempos con los que la plebe y no tan plebe del imperio se divertía.
Sangre, torturas, violaciones, cacerías, masacres, holocaustos, animales a miles... 

No es una novela al uso sino más bien una libre exposición de hechos y descripciones de cada uno de los aspectos del entretenimiento. La parte más extensa se centra en unos juegos de 6 días de duración para que un noble consiga los votos suficientes para ascender en la escala política. Se gastan una fortuna en ellos con miles de animales, prisioneros por ejecutar, decorados, trampillas, artilugios misteriosos, batallas navales... 

A medida que lo lees crees que has llegado al tope del salvajismo humano pero no, viene una más gorda aún tanto en perversión como en tecnología. Esto hace que llegues a mitad del libro y tengas miedo por lo que pueda venir y a la vez ganas de seguir leyendo para ver qué te espera. Sin embargo llega un momento algo más plano que no sé si es producido por la anestesia de todo lo leído o porque efectivamente el ritmo creciente de locura baja. 

La reflexión final del autor la considero algo inquietante a la vez que acertada. Viene a decir algo así: hoy en día no tenemos estas exhibiciones macabras pero el espectador que grita en los deportes de manera hiriente no dista del romano que increpaba a los gladiadores y a los condenados a ser engullidos por las bestias, pues necesitan ver que otros también sufren, sin importar quién. La autocompasión funciona.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

ESTIMADOS HERMANOS:
Solicito trasladarme a la muerte (trasladarme al panteón o sepultura) cuando muera necrofílicamente precoz por mis secuaces sexuales de mi dormitorio en el momento de resarcirme facial a los perniles de las tales con mi masturbacion transversal al oblicuo de mi harapo cuando me resguarden con un bate de base ball adentro conmigo.

Atentamente:
Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
Documento de identificacion personal:
1999-01058-0101 Guatemala,
Cédula de Vecindad:
ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
Ciudadano de Guatemala de la América Central.

Anónimo dijo...

ESTIMADOS HERMANOS:
Solicito la muerte de mis enemigos en caso me maten.

Atentamente:
Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
Documento de identificacion personal:
1999-01058-0101 Guatemala,
Cédula de Vecindad:
ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
Ciudadano de Guatemala de la América Central.