27 jun. 2012

Vivir por encima de las posibilidades


Llevamos mucho tiempo escuchando que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, que esto tendría que reventar por algún lado, que los jóvenes de hoy no podremos vivir tan bien como nuestros padres... Y nos lo hemos creído porque nos lo han repetido hasta la saciedad, en la televisión, los periódicos, la radio, creando un vox populi al que se recurre en los corrillos de bares entre momentaneos entendidos de economía que no hacen otra cosa que repetir lo que les han metido con calzador por los medios: "es que se ha vivido por encima de las posibilidades". Es curioso que nunca se dice esta frase en primera persona sino sólo haciendo referencia a los demás; claro, yo no he vivido por encima de nada. Sin embargo, la pelota ya está en nuestro tejado, los medios politizados ya nos han hecho responsables de los problemas actuales con esa frase.

Y la verdad es que nadie, ningún ciudadano de a pie, currante, ha vivido por encima de sus posibilidades. La gente ha vivido con las posibilidades que tenía. Uno puede vivir por encima de ellas un fin de semana, un mes a lo sumo. ¿Me quieres decir que la gente ha vivido 50 años seguidos por encima de sus posibilidades?. ¿Es que somos gilip*llas?. Una familia no puede ganar 100 y gastar 200. ¿En qué supermercado le fían, qué banco permite que no pague su hipoteca?. ¿Pero de qué están hablando?. 

Es verdad que hay muchos españoles endeudados. El endeudamiento es la base de este sistema capitalista. Si no, este sistema se cae. Si alguien se quiere comprar un piso, no lo paga a tocateja, lo primero que tiene que hacer es ir a un banco y allí es donde le dicen cuáles son sus posibilidades, nunca por encima. Le piden nómina, aval... y entonces entran en una cosa que se llama bastanteo, se lo dan a un técnico que dice: estas son tus posibilidades, tanto al mes, tantos años. 

Conclusión: las posibilidades no las hemos elegido nosotros. Nos las han dado los mismos que han creado la situación en la que estamos. Pero tranquilos, todos sabemos quiénes terminarán (terminaremos) pagando.

Y ahora todos a seguir viendo el fútbol, pandilla de borregos (disculpadme, pero estoy muy quemado y empiezo a pensar que tenemos lo que nos merecemos por idiotas).

3 comentarios:

Xabi Otero dijo...

Yo creo que realmente sí ha habido gente que ha vivido por encima de sus posibilidades. Lo que ocurre es que lo que te inculcan es que debes obtener beneficios, que debes pisotear al de al lado, que tienes que pedir préstamos para poder comprar más... Y luego esas personas no han podido seguir adelante.

La culpa no es de esta, y menos cuando sabemos que hay miles de personas que roban para poder ser inmensamente ricos. Y además de no castigarlos, se les premia y se recortan otros servicios básicos y necesarios para la vida.

Anacruso dijo...

Claro que ha habido gente que ha vivido así, pidiendo créditos para unas vacaciones en Cancún, para un coche deportivo, un piso que no necesitaba...

En este escrito no he tocado a los que nos roban, sino igual seguía escribiendo, pero lo que he querido decir es que las posibilidades nos las han dado los bancos, las personas que nos daban los créditos a sabiendas de que no podrían pagarlos. Eso en sí mismo constituye un delito económico premeditado. Si tú le dices al currante "mira es que no puedes permitirte esto" se acabó la tontería, pero como somos un país de envidiosos y todos queremos tener más y mejor que el vecino... así nos ha ido.

Xabi Otero dijo...

Sí sí, totalmente de acuerdo. Sólo quería decir que si bien los bancos son grandes responsables del problema, son las ideas arraigadas en la sociedad de consumir y competir las más difíciles de erradicar (de lo contrario, en época de boom económico se volverá a repetir esta situación).