25 ene. 2010

La ciudad encantada.


Situada en un extenso pinar en medio de la Serranía de Cuenca, es uno de los más bellos parajes calcáreos creado por los caprichos de la naturaleza. La Ciudad Encantada se encuentra a unos 30 km de Cuenca, y es un paraje natural en el que la acción del viento, el agua y el hielo, ha ido esculpiendo durante miles de años las formaciones rocosas, transformándolas en sorprendentes figuras.

Los ríos han labrado profundos valles que la fragmentan la zona en una serie de mesetas "muelas" y cumbres mas o menos planas, alternadas por profundos valles denominados "hoces". La Serranía de Cuenca es un lugar único y variado en formas karsticas.

Este fenómeno kárstico fue declarado Sitio Natural de Interés Nacional en el año 1929, y su creación se debe a la disolución de las rocas calizas y a su desgaste de forma desigual. Las calizas de la parte superior de color grisáceo, contienen magnesio y son pobres en cal, lo que las hace más resistentes a la erosión, al contrario que las de la parte inferior, de tono rojizo, que contienen menos magnesio y por lo tanto su resistencia a la erosión es menor. Por ello, la gran mayoría de las rocas están más erosionadas en su base.


2 comentarios:

Xabi Otero dijo...

La verdad es que los relieves kársticos se encuentran entre los más espectaculares del mundo, al menos en mi opinión.

El hecho de mezclar la disolución, con las calizas y las sales provoca unos relieves muy curiosos. En este caso son formas muy curiosas como las piedras caballeras (o algo así xD), pero más formas curiosas que ya te enseñaré ;)

Anacruso dijo...

Jajajajaja cómo se nota que te lo has estudiado ehhh ;)