10 ene. 2010

La Calzada del Gigante.

Hace unos días vi un reportaje sobre Irlanda y me llamó mucho la atención las formas que la naturaleza toma creando paisajes únicos y espectaculaes. En concreto me refiero a "la Calzada del Gigante" en el norte de Irlanda.


Se trata de un área que contiene unas 40.000 columnas provenientes del enfriamiento relativamente rápido de la lava en un cráter o caldera volcánica que ocurrió hace unos 60 millones de años. Este enfriamiento da origen a la formación de basalto, que es una roca cristalina. A medida que se va formando esta roca disminuye su volumen y se forman prismas hexagonales perfectos. La naturaleza es sorprendente, maravillosa y muy matemática.

Como casi todo en Irlanda, también tiene su leyenda. Cuentan que había dos gigantes: uno de Irlanda y otro de Escocia. Éstos se llevaban muy mal y continuamente se tiraban rocas. De tanto tirar rocas se formó un campo de piedras sobre el mar. El gigante escocés decidió pasar el camino de rocas y derrotar a su adversario, pues éste era más fuerte que el otro. La mujer del gigante irlandés vio cómo venía el gigante escocés, así que decidió vestir a su marido de bebé. Al llegar el escocés y ver que el bebé era tan grande, pensó que su padre sería el triple de grande, así que huyó pisando muy fuerte las rocas, que se hundieron en el mar para que el otro gigante no pudiera llegar a Escocia.

1 comentario:

Xabi Otero dijo...

Este sitio ya lo conocía, es realmente precioso... Es el sitio que más me gusta de Irlanda del Norte, realmente impresionante.

Lo que no conocía era la leyenda, si no te importa algún día te la robo y va para el blog. Un saludo!